El modo Lockdown ofrece un nivel de seguridad extremo y opcional para los pocos usuarios que, por lo que son o por lo que hacen, pueden ser atacados personalmente por algunas de las amenazas digitales más sofisticadas.